Os explicamos los trucos para diferenciar la autentica Gamba Blanca de Huelva
  • En primer lugar la auténtica Gamba Blanca de Huelva se caracteriza por su peculiar color. La gamba fresca tiene un color rosado claro, casi transparente cuando el marisco está vivo. Una vez cocinada, el color de su carne se torna de blanco, por eso su nombre “Gamba Blanca”.
  • El segundo lugar la Gamba Blanca de Huelva se diferencia por su veta. Ese cordón de color negruzco que tiene la gamba en su lomo, desde la cabeza hasta la cola. Algunos que no conozcan el producto podrían pensar que el marisco está en mal estado, pero nada más lejos de la realidad. Al ser cocinada la veta se vuelve de un color naranja intenso y proporciona un sabor único a la gamba. Un sabor que solo tiene la auténtica Gamba Blanca de Huelva, y que podríamos señalar como el tercer elemento diferenciador de este exquisito marisco.

 

  • En tercer lugar, para diferenciar la gamba fresca de la congelada, nos lo muestra sus largos bigotes. Ya que al congelarla sus frágiles bigotes se parten.
  • Por último, en cuarto lugar, su precio. Se trata de un producto único, que no hay mucha cantidad y por lo tanto su precio no es irrisorio. Si le ofrecen gamba fresca de Huelva a bajo precio y sobretodo en épocas de gran demanda, debe tener en cuenta que probablemente no se trate de la auténtica gamba de Huelva.
En El Mercado del Pescado compramos directamente a diario en la Lonja de Ayamonte (Huelva) y eso te permite comprar marisco a domicilio desde tu casa de la forma más económica y segura. Ya que no tenemos intermediarios y garantizamos calidad, frescura y servicio.